Hoy os traemos una receta sencilla y con pocos ingredientes.

Ingredientes:

Elaboración:

  1. Llena la olla de agua con un poco de sal y unas gotas de limón. Limpia las alcachofas hasta que llegues a la capa de hojas tiernas. Corta la punta y el tronco.
  2. Deja cocer a fuego medio 15 minutos las alcachofas una vez limpias.
  3. Por otra parte, prepara una sartén con tres cucharadas de aceite con la cebolla y jamón bien picado.
  4. Cuando la cebolla esta dorada, añade el tronco y la base de la alcachofa que cortaste anteriormente.
  5. Aplasta con un tenedor hasta conseguir una pasta e incorpora la harina en la sartén. Remueve durante un minuto y echa la leche.
  6. Mezcla todo bien para que no se queden grumos hasta conseguir una bechamel fina.
  7. Coloca las alcachofas en una bandeja de horno con la base hacia abajo y rellena con la mezcla de bechamel.
  8. Por último, introduce las alcachofas en el horno durante 8 minutos a 200º.

¡Listo! Conseguirás una receta deliciosa.