Pestiños con Miel

Ingredientes

  • Harina de trigo (260gr.)
  • Vino de Jerez (75 ml.)
  • Aceite de oliva virgen extra (400 ml.)
  • Miel
  • La piel de 1 limón
  • Semillas de matalahúva, sésamo o ajonjolí (1 cucharada sopera)
  • Sal (una pizca, unos 2 gr.)
  • Agua

 

Elaboración

MASA DE LOS PESTIÑOS

  • Poner a calentar en una sartén todo el aceite de oliva virgen extra. Cuando esté bien caliente, añadir la piel del limón y las semillas de matalahúva, sésamo o ajonjolí. Dejar cocinar durante 2-3 minutos y retirar del fuero. Dejar templar.
  • En un bol echar la haría, el vino y el aceite que se ha aromatizado con el limón y las semillas. Añadir también las semillas de matalahúva fritas.
  • Remover con una cuchara de madera y verter sobre la encimera de la cocina. Trabajar la masa hasta que quede una bola compacta y que no se pegue a las manos. Dejar reposar la masa tapada con un paño durante 30 minutos.
  • Con un rodillo estirar bien la masa hasta dejarla lo más fina posible y cortar porciones de unos 5×5 cm aprox.
  • Doblar las esquinas opuestas de cada porción sobre si misma pegándolas con unas gotas de agua y presionar para evitar que se despeguen al freírlas.

FRITURA DE LOS PESTIÑOS

  • Calentar en una sartén a fuego medio con el aceite aromatizado anteriormente realizado.
  • Se debe tener muy en cuenta la temperatura del aceite, ya que si está poco caliente la masa se queda como cruda y nada crujiente. Si el aceite está muy caliente se dorarán muy rápidamente, pero se quedarán crudas por dentro.
  • Cuando los pestiños estén dorados, colocar en un papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

RECUBRIR LOS PESTIÑOS CON MIEL

  • Preparar el enmelado: calentar la miel con más ¼ de su volumen de agua aprox.
  • Cuando esté caliente y bien integrado, sumergir los pestiños y retirar sobre una rejilla para que escurra la miel sobrante y se sequen.

Pestiño

¡¡LISTOS PARA SERVIR!!